Log in Subscribe

Su participación es vital para abordar y mejorar las disparidades de salud

Posted

(BPT) - La COVID-19 ha golpeado muy duro a algunas comunidades. Esa situación ha significado una nueva atención en un problema a largo plazo en los Estados Unidos: las disparidades de salud.

Las disparidades de salud son diferencias en el estado de salud que perjudican a las comunidades desfavorecidas. Conocer la causa de estas diferencias es vital para poder abordarlas. El ADN por sí solo no explica las grandes diferencias en la salud de los seres humanos. Los investigadores están observando atentamente otras variables que afectan la salud. Entre estos factores están determinantes sociales de la salud, como los ingresos y el medio ambiente; el acceso a la atención médica, la alimentación saludable y las oportunidades educativas; y la discriminación.

Cuando los investigadores buscan respuestas sobre cómo los factores sociales afectan la salud, a menudo faltan datos, están incompletos, o no incluyen suficientes personas o diversidad. En otros casos, la información puede estar disponible, pero se mantiene separada de los datos de salud. Eso puede evitar que los investigadores vean el panorama general.

El Programa de Investigación All of Us de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) está trabajando para inscribir a un millón de participantes. El objetivo es construir una de las bases de datos de investigación más grandes y diversas, con el fin de crear una imagen detallada de la salud, y acelerar los avances de la investigación biomédica.

El programa reúne información sobre la biología humana, el medio ambiente y las circunstancias de la vida. Esta combinación única de datos, aportada por los participantes de All of Us, propiciará que los investigadores conozcan más detalles sobre por qué las personas padecen ciertas afecciones, el efecto de diferentes tratamientos, y cómo los factores sociales afectan la salud.

El Dr. Martín Mendoza, PhD, director de equidad en salud del programa, explica que, si bien muchos factores pueden afectar nuestra salud, si no se cuenta con datos inclusivos y diversos, es casi imposible detectar patrones y denominadores comunes.

“Cuando los investigadores pueden acceder a los datos que necesitan, es como encontrar un tesoro de claves”, afirma el Dr. Mendoza. “Los datos pueden ayudar a los investigadores a descubrir nuevas formas de mejorar la salud humana”.

El programa de los NIH se propone abordar uno de los mayores obstáculos en la eliminación de las disparidades de salud: con anterioridad, han quedado fuera de la investigación muchas comunidades minoritarias y desatendidas, dejando una brecha en el conocimiento de lo que hace que las personas, y sus necesidades de salud, sean únicas.

“Como sobreviviente de cáncer de mama y afroamericana, creo que no está bien que las personas como yo tengan más probabilidades que otras de morir de nuestra enfermedad. Hemos sido invisibles para los investigadores durante demasiado tiempo”, asegura Joyce Brown, embajadora participante de All of Us. “Este programa me ha dado la oportunidad de mejorar potencialmente la salud de las generaciones futuras, pero eso solo puede suceder si nos unimos todos”.

Los participantes como Brown están ejerciendo un impacto notable. Hasta el presente, se han incorporado al programa más de 435,000 adultos, y más de 300,000 de los cuales han completado todos los pasos iniciales del programa, como responder encuestas, permitir el acceso a registros electrónicos de salud, y compartir muestras biológicas. Alrededor del 80% de los mismos provienen de comunidades que han adolecido históricamente de representación insuficiente en la investigación biomédica, la cual incluye grupos raciales y étnicos que conforman aproximadamente el 50% de los participantes del programa.

“Aunque la COVID-19 trae consigo una urgencia renovada, la necesidad de resolver las causas subyacentes de las disparidades de salud existentes en el cáncer, las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y la mayoría de las otras áreas de enfermedades, no es nueva”, explica el Dr. Mendoza. “Las personas que deciden incorporarse con nosotros a esta iniciativa y participar en el Programa de Investigación All of Us son aliados esenciales para abrir la puerta a un futuro mejor, tanto en su propia salud como en la de sus familias, amigos y comunidad”.

Las personas interesadas en obtener más información sobre la inscripción pueden visitar JoinAllofUs.org/es.